Mosaicos Solana - Materiales de construcción - Aglomerados de Micromármol Cemento

logotipo Mosaicos Solana S.A
mooShow
loading

LA PRIMERA PIEDRA

Corría el año de 1931 cuando Felipe Solana Palacios, de la localidad riojana de Calahorra, se embarcó en la fundación de una empresa familiar dedicada al sector de los materiales de construcción. Él puso la primera de las innumerables piedras que luego saldrían de sus instalaciones en dirección a obras de todo el panorama nacional.

Comenzó fabricando mosaico hidráulico, baldosa artesanal usada por toda Castilla, Galicia y Cantábria, evolucionando más tarde, en la década de los 50, hacía la baldosa.

En 1.976, Luis Solana Díaz, hijo del fundador, creó una de las principales marcas por las que es conocida la firma: las baldosas VACUTILE®. En 1.981, el afán creador de este hombre aportaría a la saga familiar otro producto único: los Aglomerados de Micromármol-Cemento, BALASTÓN®. En ambos casos, materiales que llevaron un nuevo concepto al sector de la construcción en materia de revestimiento y pavimentación, marcas de calidad, conseguida mediante la selección de las mejores materias primas y su cuidada elaboración con los medios más avanzados.

En 1992, Luis Solana deja el mando de la empresa a su hijo Felipe, reponsable de seguir aportando ideas que, después de materializarse en el laboratorio, dan como resultado importantes novedades, como el sistema de fachadas ventiladas o el suelo técnico para oficinas.

Mosaicos Solana sigue siendo una empresa innovadora, capaz de fabricar tanto el revestimiento de una fachada curva como una baldosa de cualquier tamaño, color o textura y atendiendo así a las propuestas más exigentes y adaptándose a requerimientos de técnicos y profesionales.

Razones de peso que han llevado a esta empresa a ocupar un lugar privilegiado en el sector de los materiales de construcción, así como a lograr un merecido éxito -tras años de dedicación e investigación constante- que sus responsables han querido compartir con todos en su 75 aniversario.